10 consejos para perros con miedo a ruidos fuertes: petardos y tormentas

El miedo a los ruidos fuertes e inesperados como petardos y tormentas es uno de los problemas más comunes en perros y de los que peores consecuencias pueden tener. Los perros con fobia entran en pánico y huyen por un impulso de supervivencia, pero lo hacen en un medio urbano sin ser conscientes de los peligros que les rodean: atropellos y pérdidas.

Si este es tu caso y necesitas una solución temporal hasta que puedas solucionar la fobia, te damos diez consejos para que puedas ayudar a tu perro.

EL MIEDO A LOS RUIDOS FUERTES en perros

El miedo a los ruidos fuertes e inesperados es uno de los miedos más comunes de los perros. A parte de jugar un papel de supervivencia, es normal que los perros se asusten al escuchar un trueno o un petardo. A menos de que seas valenciano, lo más seguro es que te sobresaltes cuando, estando tranquilo en casa o paseando por la calle, estalla un petardo sin previo aviso. Pues lo mismo le sucede a tu perro, pero con mayor gravedad si tenemos en cuenta que su capacidad auditiva es cuatro veces mayor que la de un humano, dato muy importante porque este tipo de sonidos les puede provocar dolor físico.

El problema para los propietarios surge cuando el perro pasa de sobresaltarse a entrar en pánico, el miedo leve se ha convertido en una fobia. Para evitar llegar a este punto, es muy importante trabajar estos estímulos con nuestros perros desde que son cachorros, manteniendo un trabajo de refuerzo a lo largo de toda su vida. Cuando esto no ha sido posible o el perro ha desarrollado una fobia por un suceso determinado, debemos acudir a un educador canino para trabajar la fobia, teniendo en cuenta que no existe una solución rápida y que es un trabajo de largo recorrido.

 

CONSEJOS PARA PERROS CON MIEDO A PETARDOS Y TORMENTAS

Si el tiempo se nos ha echado encima y no hemos podido trabajar con nuestro perro, o simplemente desconocíamos que nuestro perro tenía miedo, la primera opción siempre debe ser evitar la situación. Por ejemplo, si vives en Valencia y tu perro tiene miedo a los petardos, búscale una residencia alejada del ruido durante la semana grande de las Fallas. Como muchas veces esto no es posible, podemos aplicar los siguientes consejos para ayudar a nuestro perro:

  1. No dejes a tu perro solo en casa. Si tenéis una buena relación, serás el referente de tu perro y te necesitará para que le des seguridad y le guíes sobre cómo debe actuar. Debes mantener una actitud tranquila y relajada, ve sin prisas por la casa, no le castigues y confórtale si es necesario.
  2. Proporciónale un refugio, su lugar seguro. Antes de que tu perro elija por sí mismo un lugar en el que esconderse, prepárale su refugio en la habitación más tranquila de la casa. Colócale su cama o transportín en esa habitación y crea asociaciones positivas. Ese rincón se convertirá en el espacio en el que tendrá sus juguetes, jugaréis juntos, descansará y le darás su comida y sus chuches. Deja siempre el acceso libre a su refugio, tanto para que entre como para que salga cuando quiera.
  3. Aísla la habitación de los sonidos de la calle cerrando las ventanas, las puertas, bajando las persianas y poniendo música. La música clásica y relajante no sólo te ayudará a amortiguar los sonidos externos, también induce la relajación en los perros.
  4. Dale un masaje a tu perro. Siempre se ha dicho que cuando un perro tiene miedo no hay que acariciarle porque “reforzamos su miedo”. Nada más lejos de la verdad. Si un perro viene a nosotros cuando tiene miedo es porque busca nuestra protección y podemos aprovechar para darle un masaje terapéutico. Los masajes fomentan la relajación e incrementan la confianza en sí mismo y en nosotros como referente.
  5. Prepara juegos de inteligencia o dale premios de larga duración para que esté entretenido.  Ejercita el trabajo mental con juegos de inteligencia caseros como buscar premios por la casa o en una caja o dándole un premio que le guste como un asta de ciervo o un Kong rellenable.
  6. Cambia los horarios de paseo y reajusta la rutina a las horas de mayor tranquilidad en la calle.
  7. Nunca lo lleves suelto cuando vayáis de paseo, llévalo identificado y usa accesorios de calidad. En un ataque de pánico, el perro puede pegar un tirón y soltarse, por eso es importante que lleves la correa bien sujeta y que tanto ésta como el arnés o collar sean de calidad para que no se suelten o rompan los enganches. También es importante que lleve una chapa identificativa con los datos de contacto en el collar o arnés, para que así te puedan localizar rápidamente si llegara a huir.
  8. Si no quiere salir a la calle, no le obligues. Forzar a un perro con miedo a salir a la calle es contraproducente porque incrementaremos sus niveles de estrés y de miedo. No sólo se verá afectado su estado psíquico y psicológico, también puede derivar en problemas graves de salud física.
  9. Usa Adaptil en collar y/o en difusor. No es un medicamento, es un compuesto químico inodoro para los humanos que copia la feromona que emiten las perras lactantes para tranquilizar a sus cachorros, por lo que tiene un efecto apaciguante en todos los perros, con independencia de su sexo, edad y raza.
  10. Habla con tu veterinario para administrarle medicación si sus niveles de miedo son tan altos que no puede hacer una vida normal.

 

Recuerda que estos consejos son temporales y que debes acudir a un profesional para solucionar el problema de tu perro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s